¡Que declaración! ¿Ya eres millonaria? ¿Cómo lo lograste? Mas o menos así sería la reacción general después de leer el titulo de este post, ¿verdad? Y, es entendible, porque casi todos queremos saber como ganar un millón (o mas) para hacer o comprar ciertas cosas o simplemente para sentirnos exitosos. La motivación puede ser cualquiera, pero el resultado deseado es independencia financiera.

¿Qué opinas si te digo que todo empieza en tu cabeza?

Es una cosa decir y decidir “Yo quiero ganar muy bien” o “Yo quiero ser éxitos@”, pero si no tienes el COMO muy claro, esta decisión no te va a ganar nada. Para tener éxito con algo, lo que sea, tienes saber muy a detalle el COMO, para después seguir soñando con el QUE.

Porque tu vas atrayendo las cosas en la cuales te enfocas. Ya se, has escuchado esa frase miles de veces, pero eso no la hace menos verdadera. Porque al final es muy lógica.

Por eso hablamos del COMO y del QUE:

Si tu QUE es, querer ganar un millón… ¿Cuál sería el siguiente paso? ¿Esperar hasta que te llega el millón a tu cuenta bancaria? Haha, claro que no. O decir, ¡Hay que trabajar duro! Pues, eso no es muy especifico.

Pero si dices, yo quiero ganar un millón (el QUE) organizando bodas de lujo para extranjeros prósperos, que quieren celebrar su día  especial en un lugar muy especial (el COMO). De ahí ya tienes tus dos pillares para tu meta. Si ahora te pones a planificar en cuanto tiempo, con que recursos, ya estas en el camino. (No te puedes imaginar que tantas personas hay, que no tienen el COMO claro y por eso nunca logran su QUE.)

Pero hasta que llegas a tu QUE va a pasar cierto tiempo, el cual puedes utilizar a tu favor.

Porque además de tener un plan excelente en marcha deberías aprender a soñar en grande… literalmente.

Imagínate que ya llegaste a tu meta, visualízalo. ¿Cómo se siente? ¿Quién vas a ser tu cuando seas millónari@? ¿Qué vas a hacer? ¿En que vas a invertir tu millón? Y no te lo imagines una sola vez… hazlo cada día.

Imagínate que ya lo lograste, siente la energía y conviértela en tu motivación diaria para seguir con tu plan y para levantarte en temporadas en que sientes que no te estas acercando a tu meta. Porque la perseverancia y la mentalización son tus aliados en el camino a lograr tu QUE.

Al final no importa si quieres ganar un millón o cambiarte de trabajo o adoptar un perrito. Lo que si importa es tener el QUE y el COMO muy claro y presente para de verdad llegas a tu meta deseada.

 

Imagen: Ishan