Todos tenemos una rutina de mañana, pero la mayoría de nosotros tiene una rutina pasiva o mas bien inconsciente. Porque la mayoría piensa: Tengo que levantarme a las 7.15hs porque voy a empezar mi día laboral a las 9.00hs. Pero eso todavía NO es una rutina.

No pregunto a que hora comienzas tu día sino: ¿COMO? Suena la alarma y ¿le pones “snooze” por 20 min mas? O ¿Suena y sales saltando de la cama para ir a correr 45 min? Ya se, son dos ejemplos muy opuestos, y pueden ser muy extremos, pero ¡el COMO juega un papel muy importante en tu día!

Una parte es la sensación que te da cuando te despiertas y te levantas, la otra es la parte científica acerca del “como”…

Entonces, mi pregunta es: ¿Cómo crees que deberías comenzar tu día si quieres tener un día exitoso, energético y con muchas tareas concluidas?

Piénsalo… de verdad. Porque, en mi opinión, si ya ni te puedes motivar a levantarte en la mañana, ¿de donde vas a sacar la motivación para trabajar enfocado, con humor excelente y con suficiente energía durante TODO el día?

Yo se, levantarse en la mañana no es fácil, ¡pero pruébalo! Hazlo como lo haces con las tiritas: Rápido y de una vez, sin esperar ni dudar. Una vez de pie ya no te vas a acostar otra vez, ¡estoy segura!

Y ahora la parte científica: Activar tu cuerpo y organismo en la mañana te sirve para todo el día, en cuanto a tu cerebro, tu metabolismo y también tu ánimo. De ahí hay muchas teorías y creo que todas pueden servir, pero al final deberías encontrar tu propia manera de despertar tu mente y tu cuerpo. Esto se puede hacer por ejemplo con: tomar mucha agua tibia (algunos recomiendan con vinagre de manzana y miel), hacer yoga o ir a correr o también con ciertas técnicas de respiración (Google va a ser tu amigo para encontrar buenos ejemplos y tutoriales).

Porque cuando estas completamente despiert@ y te sientes bien y activad@, automáticamente te vas a sentir motivad@ y list@ para comenzar el día. Tareas difíciles o complejas se van a sentir mas manejables, porque tu cuerpo y mente están en modo “yo si puedo”. Si desayunaste algo sano y equilibrado tus niveles de energía te van a durar mas tiempo y vas a ver… vas a terminar tus tareas hasta mas rápido de lo que pensaste sin sentirte agotada en la noche.

Comenzando el día “bien” es la mejor condición para también terminarlo “bien”. Si, hay días que te sientes sin energía y ganas, pero afortunadamente se puede engañar al cerebro y de esta forma al cuerpo. Porque una vez activado, el cuerpo produce todas las hormonas y sustancias necesarias para apoyarte durante el día. Es como estar de mal humor y ponerse en frente del espejo y reírse por 5 min… mismo efecto, pero para todo el cuerpo.

Hazlo por una semana (a tu manera) y vas a ver los resultados. De ahí nunca mas vas a utilizar el “snooze” para esconderte unos 20 min mas del día.

 

 

Imagen: rawpixel.com