“Solo media hora mas…” ¿Conoces esta frase? Pues, yo si… Sentada en mi escritorio, viendo el reloj, después viendo la lista de tareas, pensando: “Todo lo que no voy a terminar hoy, lo tengo que añadir a la lista de mañana.”

¿Y qué esta pasando en mi cuerpo?

Estoy trabajando todo el día, estoy cansada y me llega el estrés (por la falta de tiempo), el enojo (porque no logré terminarlo hoy) y el desencanto (porque ya se que mañana va a estar aún mas desafiante). ¿En que me ayuda ese lio de emociones? La verdad es que en NADA. No voy a terminar mas rápido ni me voy a sentir mejor cuando por fin cerré el ordenador.

¿Pero a quien hago caso? ¿A mi lista de tareas o a mi cuerpo?

Pues, si aprendí una cosa de mi cuerpo, es que si lo ignoras por semanas seguidas el te va a tener una sorpresa muy fea: El burnout. Y de ahí ya te puedes olvidar de cualquier lista de tareas porque tu cuerpo te va a dictar tu única tarea que vas a tener de ahora en adelante: descansar.

Entonces, la respuesta: Hacer caso a mi cuerpo.

Porque hoy ya no se van a lograr cosas fuera de lo ordinario porque mi energía ya se acabó. Y en vez de producir algo mediocre, mejor no producir nada.

Cierro el ordenador, dejo mi lista de tareas al lado y confío en mi cuerpo y no en mi mente ambiciosa que me haría trabajar 24/7 si podría.

Sigo aprendiendo a equilibrar lo que me dice mi cuerpo y lo que me dice mi mente rebelde, para encontrar un ritmo que sirve a todos y a largo plazo.

¿Y tu, a quién le haces caso? ¿A tu mente o a tu cuerpo?
#elartederomperlapiñata #comorompolapiñata