Los autónomos, nosotros siempre hablamos del trabajo: Conseguir y hacer felices a los clientes, estar activ@ en las redes sociales y promocionarse, el trabajo en si obviamente y a lo mejor expandir y claro, crecer como emprendedores y creativos.

Pero una cosa que se cuestiona muy poco es: Con tanto trabajo y actividad, ¿todavía consigues suficiente tiempo para ti para desconectarte y además inspirarte?

Claro que es fantástico que tienes mucho trabajo y que estas muy presente para encontrar nuevos clientes, pero si alguien trabaja a un ritmo tan elevado lo que normalmente sigue es que la persona empieza sentirse agotada si no es que ya tiene un “burnout” real. Últimamente se habla mucho de eso en las redes sociales. Del “YouTuber-burnout” hasta la falta de motivación y ansiedad por la cantidad de trabajo y la permanente lucha contra la competencia, algoritmos y la autoconfianza.

Cuando ya llegaste a ese punto lo único que ayuda es un frenado de emergencia porque un burnout hay que tomarlo muy en serio. Pero si todavía te sientes bien y solamente trabajas demasiado tal vez sería un buen momento para analizar tus días y revisar si contienen suficiente “tiempo-MIO”. Y eso no se trata de ponerse en modo “couch potato” y ver la tele sino hablo de agendar tiempo de calidad para ti.

Aprovecha ese tiempo para ir a un museo o al cine para despertar los sentidos, asistir a un evento de “after work” para emprendedores o curiosear en una librería y leer un libro para inspirarte y motivarte. Opciones hay como arena en la playa, pero tienes que poner de tu parte: Darte a ti esa importancia y tener los beneficios muy claros para lograr apagar el ordenador y disfrutar una tarde para ventilar el cerebro sin sentirte culpable o floj@.

Porque el “work-life-balance” es real pero muchos autónomos tienen la tendencia de olvidarlo porque quieren empujar a su negocio y saben: Cuando no trabajo no voy a ganar dinero. Pero cuando el estrés te empieza a paralizar y tu salud sufre también, los resultados del trabajo van a estar afectados y tus clientes lo van a notar. A ese punto nadie quiere llegar.

¿Qué opinas de sentarte unos 20 minutos para hacer una lista de todas las cosas que quieres hacer ya hace tiempo? ¿Elegiste actividades que pueden beneficiar a tu creatividad y tu negocio también? Súper, y de ahí: A añadirlas al calendario como “tiempo-MIO”, siguiendo el slogan de L´Oréal: ¡¡¡Porque tú lo vales!!!

 

Imagen: Liset Verhaar