No se trata de un error de redacción… Voy a hablar del por que TU te deberías convertir en TU mejor fan. ¿Pero por que YO? te preguntarás. ¿Por qué es necesario ser MI mejor fan? ¡Quiero que los demás sean mis (mejores) fans!

Vamos a empezar desde el principio: La palabra FAN se utiliza normalmente para describir a una persona que siente mucho entusiasmo por algo. También se puede llamar admirador, seguidor o aficionado si la palabra fan te parece un poco desgastada. Pero a lo que voy es, que se trata de emociones; apasionarte por algo que te llama mucho la atención. Tanto, que te encanta pasar mucho tiempo con ello. Así le puedes describir a un fan, ¿no?

Entonces, ¿que es tan malo de convertirte en tu mejor seguidor y admirador? (no me refiero a una admiración narcisista obsesionada, sino a una versión sana y equilibrada) ¿No deberías creer en ti antes que los demás lo hacen? Y ¿no deberías estar encantado con tus creaciones/ideas y en ti mismo para contagiar a los demás? Creo que, todos nosotros conocemos esa atracción hacia gente que parece segura de si misma y segura de lo que hacen y dicen. Es algo que se transmite sutilmente pero te deja con cierta fascinación y ganas de conocer mas a esa persona. También lo puedes llamar carisma a veces y ¿quien no quiere ser una persona carismática?

¿Pero cuál es el núcleo de todo esto? Sí, ¡el interés! Se trata de estar interesado y también de ser interesante. Pues, ¿cómo te conviertes en una persona (mas) interesante? ¡Por tu interés! ¿Comoooo? Es muy simple, la gente interesante normalmente es gente que sabe muchas cosas o cosas muy particulares porque escuchan y han aprendido muchísimo. Entonces, para ser interesante, primero tienes que estar interesado: en los demás y las creaciones/ideas de los demás. Siempre hay algo que aprender. Hablando del mundo profesional: Hay que ver otras creaciones, ideas, conceptos, opiniones y maneras de acercarse a ellos con curiosidad. Estar como una aspiradora: aspirar todo lo que parece interesante, cruzarte camino con otros creativos y dejarte contar su historia, explicar sus obras e intercambiar experiencias.

Cuando empiezas a interesarte por los demás de manera autentica y sincera, vas a llamar automáticamente la atención de los demás – y ellos quieren saber de ti. Y cuando te preguntan de ti, ¿no te parece mejor, si puedes contar de ti y tus creaciones/proyecto/ideas como tu mejor fan? Para contagiarles y crear fascinación.

Además hay un segundo aspecto muy importante del ser fan (de ti mismo y de los demás): Si tu ofreces tu feedback, impulsas intercambio, apoyas y crees en ellos, ellos muy probablemente van a hacer lo mismo contigo. De esta manera también tus creaciones o proyectos van a avanzar y desarrollarse y vas a conseguir mas y mas fans. Pero el uno no existe sin el otro. Porque cada persona que tiene muchos fans ha sido un gran fan primero – para aprender, motivarse y retarse a convertirse en una persona igual de carismática e irresistible.

 

imagen: Anthony Delanoix