Quien no conoce la cita popular: 365 días, 365 oportunidades. Es cierto (en teoría), ¿pero que beneficio tienen estas oportunidades si no las aprovechas? Las estadísticas demuestran que básicamente todos los buenos propósitos dejan de ser proseguidos en marzo del mismo año. ¿Pero por que? ¿Que pasó en enero y febrero?

Para resolver este misterio hay que tomar en cuenta tres puntos muy importantes: La personalidad de la persona, el propósito en si y la situación de vida de la persona.

Por ejemplo, si alguien se plantea levantarse diariamente a las 8.00hrs para realizar mas tareas durante el día, no va a ser favorable que dicha persona juegue video juegos cada noche hasta las 3.00hrs de la madrugada. Si además es una persona muy cómoda y errática, lamentablemente es poco probable que va a cumplir su meta. ¿Por qué? Porque el “mindset” así como las circunstancias bajo las cuales se define la meta influyen todo el avance (o su falta de).

Entonces, no olvides que la realidad y el sueño no es lo mismo.

Es una cosa apuntar alto, que me parece algo bueno, pero es completamente otra el apuntar a un fantasma. Si tu no tienes los rasgos para cumplir cierto objetivo o te encuentras en una situación de vida poco favorable para la meta, ¿por que te la pones? Ponerse objetivos que, aun con mucho compromiso y esfuerzo no se pueden alcanzar es contraproducente.

Entonces todo empieza con la elección de un objetivo realista

A veces esto ya es un reto en si y mucha gente no se conoce suficiente bien a si mismo para elegir una meta que en realidad es alcanzable para ellos. Así puedes intentar año tras año y fallar o mejor te buscas apoyo para ajustar y de ahí lograr tus objetivos. ¿Pero quien me puede ayudar a lograr mis metas?

¿Has escuchado del coaching?

Si no te cuento rápido: El coaching es una herramienta muy poderosa para acompañar a toda la gente que quiere cambiar, crecer o eliminar ciertos obstáculos que obstruyen su camino. Es una experiencia maravillosa, te lo prometo, porque soy coach certificada yo misma y vi ya muchos de los beneficios que tiene este proceso.

Pero no lo confundas con la (psico)terapia o el tener un mentor, porque en el coaching no te van a analizar tu pasado ni te van a decir que hacer en el futuro… El coaching se trata del AHORA. Y su metodología es muy simple, aun no es fácil: PREGUNTAS. El coach te va a preguntar y escuchar, va a ver que dice tu lenguaje corporal y lo que dice tu boca y basado en esto te va a acompañar con mas de sus preguntas para facilitar descubrirte a ti, de acercarte a tus metas o de liberarte de “cosas” que ya no te sirven. Todo bajo el concepto, que tu encuentras tus propias respuestas y que asumes la responsabilidad de tus hechos (y también la falta de ellos). El coaching es una herramienta muy eficiente para una multitud de temas de todas las áreas de la vida.

Si sientes que te podría beneficiar un coaching para llegar a donde quieres llegar en 2019 no deberías esperar mas. Aprovecha la energía que todavía tiene este año nuevo y clávalo de una vez. ¡Con mucho gusto contacta conmigo para saber mas del coaching!

 

imagen original: @marion_michele